viernes, 23 de septiembre de 2005

Don Ramón Martín

La tragedia amenaza con teñir la parte final de la administración del presidente Vicente Fox. Millones de mexicanos nos pasmamos la tarde de este miércoles al enterarnos, de boca en boca, del deceso insólito del secretario Ramón Martín y otros siete funcionarios públicos del área de la seguridad pública y los derechos humanos. Lo rumores inmediatos tejieron sobre la posibilidad de un atentado o un ataque directo de la delincuencia organizada sobre el helicóptero que los trasladaba a Almoloya de Juárez. Si esto resultase cierto o al menos factible estaríamos hablando ya de una guerra abierta y declarada del hampa en contra del Estado. Y en verdad que esta hipótesis nos sonó a muchos bastante admisible, pues son ya docenas los asesinatos perpetrados en contra de policías, funcionarios, periodistas y civiles inocentes por parte de los forajidos a sueldo de los cárteles. No dudaría yo que detrás del “accidente” fatal que arrebató la vida a ocho buenas personas, pueda existir una artera agresión hacia los agentes del Estado. Las prisas por declarar que el incidente fue accidental, aún antes de una mínima investigación de campo, parecen insinuar la intención del gobierno de negar la existencia de una guerra de grandes proporciones con la delincuencia organizada. No puedo dejar de coincidir con la demanda de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que exige que no se descarte a priori ninguna hipótesis de trabajo en la investigación de los hechos.
En lo personal deseo hacer público mi pesar por el deceso del licenciado Ramón Martín Huerta. Tuve el placer de tratarlo en varias ocasiones por motivos de trabajo. Cuando él fue secretario particular del gobernador Carlos Medina (1991-1995) coincidimos en varios espacios, sobre todo cuando yo colaboré en la secretaría de Gobierno como asesor del licenciado Salvador Rocha (1992) y como secretario particular de don Roberto Suárez Nieto (1993). Participamos juntos también en la fundación de la Dirección de Atención a Comunidades Guanajuatenses en el Extranjero, cuestión que siempre le interesó sobremanera a don Ramón. Tanto, que dicha instancia se estableció originalmente como dependencia de la secretará particular a su cargo, y luego que ocupó la cartera de secretario de Gobierno la atrajo hacia su égida.
Reconozco que tuvimos más de un debate, siempre de forma respetuosa, por diferencias en nuestras ideologías y concepciones de la función pública. Pero siempre destacaron sus habilidades como negociador, como buscador de acuerdos y como persona tolerante y abierta. Todo ello se evidenciaría con más claridad cuando fue secretario de Gobierno del gobernador Fox y por supuesto en el año de su gubernatura. Sinceramente creo que fue uno de los mejores colaboradores de Carlos Medina y de Vicente Fox; supo ser buen subalterno, y cuando le tocó también supo ser un buen regente, tanto en el gobierno estatal como en el federal. Su gesto hosco era más fachada involuntaria, que mueca de hostilidad hacia su contraparte. En verdad era un hombre bueno y solidario, que estaba conciente de sus propias limitaciones y que por ello reconocía los méritos y capacidades ajenas. En lo personal, creo que siempre mantuvimos una silenciosa deferencia el uno por el otro.
Me permito aprovechar este medio para enviar una respetuosa condolencia a los familiares de los desaparecidos. Particularmente duele pensar en los pequeños que han perdido tan abruptamente a su padre en cumplimiento del deber. Ojalá que el Estado mexicano provea las atenciones necesarias para garantizar el bienestar y la formación de los huérfanos más jóvenes.
La seguridad pública del país atravesará con seguridad una crisis momentánea al quedarse acéfalas la SSP y la PFP. Si ya de por sí teníamos problemas serios para responder a los embates de la delincuencia, ahora tendremos que padecer la improvisación de funcionarios noveles que para colmo sólo contarán con 14 meses para hacer cualquier cosa. Será difícil que en estas circunstancias se responda con estrategias ambiciosas y de largo plazo que superen las evidentes limitaciones del operativo “México seguro”, que hoy día hace agua por su ineficacia y su superficialidad. Seguiremos insistiendo en que lo urgente es profesionalizar --pero en serio-- a las corporaciones, unir las policías preventivas con las ministeriales, establecer la Policía o la Guardia Nacionales, privilegiar la investigación sobre la persecución, reformar el sistema carcelario, y un no muy largo etcétera. De esta manera estaríamos honrando la memoria y el legado de los hoy caídos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Julie, unplugged
SO many people have blogs now, it's hard to imagine there's anyone left to read them.
Hey, great blog! I will be bookmarking it for sure.

I have a dish network satellite site. It pretty much covers dish network satellite related stuff.

Anyway, when you have a moment, stop by.

Anónimo dijo...

Hiya, I really like your blog - well done!
I also have a mesothelioma symptoms blog. If you want, you can check it out here mesothelioma symptoms.
I have bookmarked your site for future reference! :)

mesothelioma symptoms

Anónimo dijo...

Hey, you have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!

I have a street rods site/blog. It pretty much covers ##KEYWORD## related stuff.

Come and check it out if you get time :-)

See Ya There!!!