martes, 22 de junio de 2010

San Pancho en la Historia

San Pancho en la Historia



Publicado en de Guanajuato.
Reseñaremos ahora la recién publicada monografía histórica municipal de San Francisco del Rincón, Guanajuato, por parte de la Comisión Estatal para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución. Este ejemplar se denomina “San Francisco del Rincón, una historia”, y es producto de la pluma del cronista local J. Jesús Zamora Corona.

Durante demasiado tiempo el conocimiento de la historia de México se limitó a los grandes hitos de la “historia patria”, que refuerzan la identidad y el nacionalismo. Pero desde hace unas cuatro décadas ha cobrado fuerza la propuesta que don Luis González y González emitió en 1973 en su libro clásico “Invitación a la microhistoria”, publicado en la colección SepSetentas. En su texto don Luis convocaba a la construcción de la “historia matria” de pueblos y municipios, como él lo hizo en 1968 con su microhistoria de San José de Gracia, Michoacán. Decía que “La microhistoria nace del corazón y no de la cabeza como la macrohistoria” y que “su madera es más de poeta que de científico”.

En efecto, las monografías históricas que he venido reseñando -por invitación del maestro Isauro Rionda Arreguín, coordinador de la colección- confirman esta característica. Pero de las cuatro monografías que llevamos, la de don Jesús Zamora es la más historiográfica de todas. Hay más oficio de historiador, con un manejo más sistemático y profesional de sus fuentes documentales y archivísticas. Creo que el autor hizo bien en sólo dedicar pocas páginas a la contextualización geográfica y económica del pujante municipio de “San Pancho”, para pasar de inmediato a historiarlo desde los tiempos más lejanos hasta el siglo XX.
Con acierto el autor renuncia desde el principio a una imposible “objetividad” en la búsqueda de la verdad histórica, y reconoce que lo que intenta ofrecer “no es la historia de San Francisco, sino una historia, una versión de lo bueno, malo y regular de lo que ha acontecido.” Sin embargo, en general su texto es parco en calificativos, y evita caer en la alabanza acrítica que es tan frecuente en otros cronistas. Y eso se agradece, pues deja al lector construir su propio juicio.
El libro se va a convertir pronto en una referencia obligada para los que busquen conocer mejor a San Pancho, o que quieran incidir en su mejor gobierno y desarrollo. Aborda temas de gran interés para el municipio como la educación, la política -las elecciones históricas-, la industria del sombrero, las tradiciones, la seguridad pública, el crecimiento urbano… Todo con una abundante documentación de respaldo. Un excelente recorrido, que logra el objetivo de dibujar una sociedad con la caracterología de los pueblos del Rincón y el foco regional leonés.
Sólo lamenté que entre los francorrinconenses ilustres no haya incluido al licenciado Rafael Rangel Hurtado, nacido en ese terruño el 31 de octubre de 1888, y quien fue gobernador de Guanajuato entre 1937 y 1938, y senador entre 1940 y 1946. Fue un impulsor decidido de la educación y estableció la primera escuela pública de San Pancho.

No hay comentarios.: