martes, 12 de octubre de 2010

Huanímaro de San Juan Bautista

Huanímaro de San Juan Bautista

Publicado en de Guanajuato.

La monografía del pequeño municipio sureño de Huanímaro fue escrita por el cronista oficial de esa jurisdicción de tan sólo 131 kilómetros cuadrados y 18 mil 500 habitantes. José Eduardo Guerrero Cervantes es su nombre, y con toda honestidad inicia su libro de 82 páginas con la advertencia de que existe muy poca documentación histórica sobre esta municipalidad, por lo que debió hacer uso sobre todo de la tradición oral. La monografía forma parte de la colección que está publicando la Comisión Estatal para la Conmemoración del Bicentenario.
Los 46 municipios del estado de Guanajuato muestran un amplio abanico en cuanto a sus condiciones de desarrollo, población y generación de oportunidades locales. Huanímaro forma parte del numeroso grupo de alcaldías que no tienen una situación que garantice el arraigo de sus pobladores al terruño. Año con año, docenas de huanimarenses abandonan su tierra natal para buscar el sustento de sus familias en los Estados Unidos; muchos de ellos no regresan nunca, y pierden vínculo con su terruño.
La monografía refleja los problemas que padeció el autor para reunir información de carácter histórico. Los datos de la contemporaneidad abarcan la mayoría del texto, y las referencias a los tiempos pasados son sobre todo indirectas, es decir referidas en primera instancia a otros municipios, como León, Celaya, Pénjamo, Abasolo o Valle de Santiago, que al propio Huanímaro. La localidad ha sido subsidiaria de otros centros regionales, como León o Pénjamo.
Hay mucho mérito en el cronista, que revisó los archivos históricos de León, Guanajuato capital, Morelia, ciudad de México (Archivo General de la Nación) y otros. Y confiesa: “Encontrar datos históricos de Huanímaro no ha sido fácil, pues anteriormente no se hicieron estudios e investigaciones serias que nos lleven a conocer en forma seria la raíz de nuestro origen como pueblo.” Eso es lo que lo hace más meritorio: el haber contribuido con el texto pionero de la historia matria de Huanímaro.
Aunque los archivos y la literatura no aportaron mucho, la tradición oral palió la escasez; gracias a las entrevistas y el trabajo de campo que realizó el autor nos permite conocer las tradiciones locales, el patrimonio arquitectónico -particularmente religioso- y artístico del terruño, poniendo en evidencia que todos los municipios de Guanajuato, incluidos los más rezagados en términos económicos, pueden lucir con orgullo sus riquezas culturales y naturales.
Huanímaro es primordialmente rural. Más de tres cuartas partes de sus habitantes viven en localidades de menos de 2 mil 500 habitantes. La cabecera tiene poco más de 4 mil. Su vecindad con Michoacán, del que sólo lo separa el río Lerma, le proporciona un aire michoacano que se refleja hasta en el acento lingüístico de sus habitantes. Es un municipio pequeño, pero eso no explica por qué la Comisión del Bicentenario le recortó el tiraje a esta monografía en particular. Las demás reportan en su colofón tirajes de mil ejemplares -que de por sí son pocos- y la que reseñamos aquí menciona 600. ¿Por qué la discriminación?

No hay comentarios.: