martes, 24 de mayo de 2011

Premio Wigberto Jiménez

Premio Wigberto Jiménez

Publicado en de Guanajuato.

Don Wigberto Jiménez Moreno fue un destacado historiador y antropólogo leonés (1909-1985), que a pesar de –o tal vez debido a- su formación casi autodidacta descolló en el competido ámbito nacional de los estudios históricos y arqueológicos. Don Luis González y González, quien fue parte de una generación posterior de estudiosos de la historia matria y patria, escribió una semblanza del maestro para la Academia Mexicana de Historia, de donde tomo estos datos. Yo fui discípulo de don Luis, de quien tomé algunos cursos entre 1983 y 1985, por lo que me concibo como nieto intelectual de don Wigberto, a quien leímos por invitación de nuestro maestro. Don Luis tenía una especial estima por la obra de don Wigberto, y le reconocía haber sido un pionero de la historia regional y étnica.

Recordaba don Luis que “Si se le decía maestro a Jiménez era porque enseñó en cosa de doce instituciones de educación: en su juventud, en la secundaria y en la normal de León. Desde el quinto lustro de su vida en el Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía, y desde que cumplió treinta años, la UNAM, la Escuela Nacional de Antropología e Historia, el México City College y la Universidad Iberoamericana. A partir de 1960 fue muy solicitado como maestro en las universidades de Texas, Illinois, Minnesota, Wisconsin, Arizona y Los Ángeles. Sus exposiciones orales o conferencias, cuya duración siempre excedía con mucho a la normal, eran frecuentes y muy frecuentadas.”
Desgraciadamente don Wigberto no fue muy amigo de la pluma, a pesar de su enorme capacidad expositora. Escribió poco y difuso, pero algunos de sus textos son referencia obligada para quienes desean profundizar en el conocimiento de la historia del Bajío. Por ejemplo, el “Brevísimo resumen de historia antigua de Guanajuato” publicado en 1933 –y republicado en otras fechas posteriores-, y otro más, “La colonización y evangelización de Guanajuato en el siglo XVI” de 1944, son textos ineludibles para comprender la colonización y descolonización nativa y europea de estos territorios. Hoy que se ha puesto de moda en nuestro estado rescatar y abrir al público algunos de los mil 400 sitios arqueológicos que salpican su territorio, estos textos cobran nueva actualidad.

Concluye don Luis: “Del inquietísimo profesor Jiménez Moreno, que esparció de viva voz y por escrito numerosos datos e interpretaciones de la vida mexicana, se han derivado numerosas interpretaciones históricas escritas por los oyentes y lectores de tan ocurrente maestro. En 1982 fundó El Colegio del Bajío, y tres años después, cuando el colegio establecido en León, Guanajuato, despegaba, la muerte lo separó de él.”
De habérsele permitido florecer, El Colegio del Bajío habría sido el segundo centro de investigación social y humanística establecido en las entidades de la República, sólo después de El Colegio de Michoacán, fundado en 1979 por el propio Luis González. La grilla política condenó a la institución leonesa a su desaparición en 1988, quedando cercenado el legado de don Wigberto. El estado de Guanajuato estaba en deuda con él, y el premio nacional que lleva su nombre, instituido en 2008, es una manera de ayudar a pagarla. Felicito a Carlos Armando Preciado por la publicación de su libro “Clase política, elecciones y estructuras legislativas Guanajuato 1833-1853” por ediciones La Rana, trabajo ganador en 2009.

Presentan Convocatoria Premio Nacional Wigberto Jiménez Moreno 2011

 Ve la nota en ZonaFranca.


No hay comentarios.: